conoce a los expertos,  sorteo

Entrevista a María José Mas, autora de “La Aventura de tu Cerebro”

María José Mas Salguero es médico especialista en pediatría y neuropediatría, y lleva ejerciendo la medicina desde el año 1995, con especial atención a la epilepsia y a los trastornos del neurodesarrollo. Máster máster en Neurociencia y Biología del Comportamiento, en 2016 recibió el Premio Bitácoras al mejor blog de Salud e Innovación Cientí­fica. Es la autora del libro “La aventura de tu cerebro”, obra editada por Next Door Publishers que sortearemos el próximo 12 de diciembre entre los asistentes a El Sendero de la Neurociencia (bases aquí).

Con motivo de la jornada con expertos que estamos preparando, le hemos realizado esta entrevista para que María José comparta con nosotros algunas cuestiones interesantes sobre la neurociencia.

 

  • En tu libro, planteas algunas preguntas sobre el cerebro incluyendo la de “¿para qué sirve?”. Desde tu punto de vista, ¿cuáles son las funciones más importantes del cerebro?

Sólo los seres vivos que se desplazan tienen cerebro. El movimiento permite cambiar el entorno y por tanto es necesario poder adaptarse con eficacia y rapidez a la nueva situación. Me atrevo a decir que la adaptación al medio es el objetivo principal del cerebro y para ello precisa integrar y analizar la información que recibe, tanto del medio interno como del exterior, para regular eficazmente el metabolismo y la conducta.

  • Dices que el cerebro es un órgano imperfecto, ¿es esta característica la que le hace “especial” respecto a otros órganos del cuerpo?

Imperfecto en el sentido de inacabado, una expresión que utilizaba mi admirada Rita Levi Montalcini para referirse a la capacidad plástica del cerebro. La plasticidad que permite modificar nuestros circuitos a través del aprendizaje. Aunque todos los órganos se renuevan continuamente y ajustan su función según las circunstancias, es la plasticidad cerebral la que nos permite aprender de nuestra experiencia, en ese sentido está claro que es un órgano muy especial.

  • Tu libro está centrado en el neurodesarrollo. ¿Consideras importante estudiar cómo se genera el sistema nervioso para entender cómo funciona en edad adulta?

Por supuesto. Por ejemplo, conocer la embriología del sistema nervioso facilita la comprensión de su anatomía y fisiología. Aunque queda mucho por estudiar, el conocimiento del neurodesarrollo humano posibilita entender mejor cómo los cambios biológicos que se suceden en este proceso influyen en la aparición de las características esencialmente humanas –como el bipedismo, la pinza manual o el habla– y permiten al individuo progresar en sus capacitaciones y aprender de su experiencia.

  • El desarrollo de nuestro cerebro depende de factores genéticos y ambientales, ¿cuál consideras más determinante y por qué?

No creo que unos factores sean más importantes que otros. El éxito final del neurodesarrollo persigue que el individuo adulto consiga la mejor adaptación posible a su entorno, depende de la buena interacción entre todos ellos. La genética sería como el patrón de un sastre y el ambiente la costura que adapta ese patrón a las medidas y preferencias de cada individuo. Si el patrón está mal, no habrá traje, por el contrario, si no sabemos coser, el traje nos sentará mal y quizá ni siquiera podamos ponérnoslo.

  • ¿Por qué despierta tanta curiosidad la neurociencia?

Quizá porque aún sepamos muy poco y su estudio es muy difícil, y ambas cosas son un reto para una mente científica. Además  el conocimiento del cerebro, del sistema nervioso, conecta con aquello que identificamos como esencialmente humano y en cierto modo se convierte en un acto íntimo de autoconocimiento.

  • Consejo a los futuros neurocientí

No sé si mi consejo valdría de mucho porque yo misma no soy neurocientífica en el sentido más estricto del término, yo me dedico a la clínica, a la medicina práctica, pero necesito los conocimientos de neurociencia para ejercerla con mejor solvencia. Así que mejor les remito a las palabras del gran sabio español y fundador  de la neurociencia moderna, Don Santiago Ramón y Cajal, que en su imprescindible libro «Reglas y consejos sobre la investigación científica», aconseja:

A la voluntad, más que a la inteligencia, se enderezan nuestros consejos; porque tenemos la convicción de que aquella es tan educable como ésta, y creemos además que toda obra grande, en arte como en ciencia, es el resultado de una gran pasión puesta al servicio de una gran idea.

Leave a Reply